Enrique García Herreros fue un pintor, cineasta, humorista y montañero nacido el 29 de diciembre de 1903 en Madrid, y fallecido el 18 de septiembre de 1977 por un accidente automovilístico en Los Picos de Europa.

En Alburquerque, una calle madrileña, una placa señala su casa natal, y en Potes  (Cantabria) se le dedicó un monumento sobre un pedrusco de piedra caliza bajada de los Picos.

Herreros contribuyó durante la guerra a la propaganda del ejército sublevado, formando parte de la revista La Ametralladora, que posteriormente acabaría dando paso al humor gráfico tolerado de La Codorniz, tras la Guerra Civil. En esta segunda publicación, “consentida” por el Régimen de Franco, Herreros fue autor de 807 portadas, 45 contraportadas y 2.303 dibujos.

Su estilo fue caracterizado por ser un arte de posguerra, avanzando con la dictadura hacia los límites de la propaganda, con influencias de la ilustración japonesa y del cubismo. Aún así, en la mayor parte de su producción se dedicó a mostrar el mundo de entreguerras intentando invitar a la a la reflexión satírica y a la sonrisa.

En la ilustración cinematográfica, por el contrario, empleó colores tristes que transmiten misterio, peligro, angustia y suspense, como el cartel de ‘’Amores de media noche’’ aunque en ciertas obras usa tonos alegres que transmiten ternura.

Alex García y Shakira Cardín