Logo del Episode Ardyn.
Ilustración: Iván González Solís.

Iván G. Solís, Edgar Fernandes. A pesar de su arduo desarrollo (que detallamos en el numero anterior) para que finalmente llegase a nuestros hogares, quienes compraron el juego de salida se llevaron un agridulce sabor de boca, pues tenía numerosos “bugs” (fallos de programación), sumados a la deficiencia y caos narrativo en partes de la trama y a la presencia de entornos a medio terminar.

Con el paso de los meses salieron los 3 DLCs (contenido descargable) de los acompañantes del protagonista; “Episode Gladiolus”, “Prompto” e “Ignis”, en este orden, profundizaron en la historia junto con nuevas actualizaciones gratuitas que reparaban bugs y cubrían huecos en el guión. Tras el tremendo éxito, los promotores decidieron afinar más aún el juego, editando el DLC “Royal Pack” que, entre otros extras, reconstruía el capítulo final.

Tras llegar a ser nominados en los “Game Awards” (los “óscares” del Gaming) los desarrolladores anuncian 4 DLCs más, “The Dawn of the Future”, hasta que meses después se cancela el compendio, salvándose únicamente el “Episode Ardyn” (que estaba a punto de ser terminado). En la entrega, se muestra el origen del antagonista principal, llegando así al “Final de la Fantasía” y a la realidad de lo que pudo llegar a ser un juego más completo.