Horno de teja de Pepe Sánchez, primer teyeru de la zona ( Jesús Montes Hevia 2020).

Poca gente sabe que en el concejo de Parres, concretamente en la carretera que une Arriondas con Fíos, hubo un gran número de hornos para fabricar teja.

Esto comenzó a principios del siglo XX, cuando José Sánchez, conocido como Pepe “el teyeru”, vino del concejo de Llanes (que posee gran cultura de la fabricación de la teja) y construyó un horno cerca del barrio de Villanueva, en el pueblo de Fíos. Allí trabajó hasta que la edad se lo permitió.

Más tarde, el 5 de marzo de 1921, a Ramón Riega se le concede la construcción de un horno para teja y cal en terrenos de su propiedad en la Cuesta de Palmián, en el pueblo de Huexes.

Tras esto, Pepe Cortina pide una concesión para poner una barrera y construir un horno de ladrillo y teja en el Castañeu de La Graja, barrio de Les Escodes, Cofiñu. El negocio fue tan bien que monta una fábrica en Pilanegru, Arriondas, donde instaló unos hornos industriales  mucho más grandes que los del anterior. La fábrica dio muchos beneficios ese tiempo. Tras su muerte, su hijo Pepín Cortina se hizo cargo de la empresa, hasta  que cerró en el año 2000 al no poder competir contra las grandes productoras modernas.

Hablamos con Carmen Cangas, actual dueña del horno de Pepe Sánchez:

 “Al principio no sabía que era pero tras hablar con Adolfo “el del Farricón” me aclaró que era el horno para teja que usaba Pepe “el teyeru”. Adolfo “el del Farricón” tiene recuerdos de cuando era niño y veía a Pepe Sánchez, ya muy viejo en ese momento”

Horno de teja y ladrillo de Pepe Cortina (Jesús Montes Hevia 2020).