Ilustración: Logo de Final Fantasy VII. Iván González Solís.

Final Fantasy VII fue el videojuego que revolucionó la industria del de los 32 bits y el máximo responsable de la popularización del género RPG (Role Playing Game o Juego de Rol) japonés en Europa.

Pasando por un arduo desarrollo, inicialmente se planeó para la Nintendo 64. Sin embargo, el salto generacional de las plataformas en 2D a escenarios 3D requirió una mayor capacidad de procesamiento, por lo que se decidió pasar a PlayStation debido a sus CD-ROM y mejor hardware frente a los cartuchos de Nintendo 64.

Tras infinitas horas de esfuerzo, el impecable y revolucionario guión y diseño artístico sumados a 145 millones de dólares en publicidad (extremadamente arriesgado incluso hoy en día), logró superar 10 millones de ventas.

Su historia se basa en AVALANCHE, una organización “ecoterrorista” que lucha para evitar que la corporación Shinra controle el mundo, ya que está acabando con el planeta al utilizar su “energía vital” como fuente. El mercenario Cloud Strife se une a Avalanche, quien construirá férreos lazos con el resto de los miembros. Fantasmas del pasado, épica, nostalgia e intrigas se convierten en ingredientes de una trama capaz de arrancarte las lágrimas y erizar tu piel en innumerables ocasiones.

También fue uno de los pioneros en ámbito de los juegos “cinematográficos”. Hace 20 años los videojuegos no eran precisamente llamativos en efectos o animaciones. La integración de elementos cinematográficos y visuales hizo que varios desarrolladores de esa industria comenzasen a trabajar en un nuevo “lenguaje”, más acercado a lo que vemos en Hollywood, y que persiste hasta la actualidad.

Aunque el juego no destaca por tener colores vivos, ni iluminación en ciertas partes “de distrito industrial”, ni diseño de personajes realistas, no necesita una paleta de colores oscura en la presentación de temáticas para adultos: la muerte, representaciones y críticas al terrorismo, la prostitución, la infidelidad, el abuso de menores de edad, la delincuencia, el capitalismo y muchos otros horrores de la sociedad son puestos en escena.

A 23 años de su lanzamiento, esta obra maestra renace, actualizando sus mecánicas para concordar con los estándares modernos, reconstruyéndose desde cero y aprovechando las capacidades de las consolas actuales bajo el nombre de Final Fantasy VII Remake, que se estrenará el 10 de abril de 2020 en PS4 (demo gratuita ya disponible) y para Xbox One en 2021.