San Antonio Abad de Nevares. Imagen de Jesús Montes Hevia, 2019.

Jesús Montes, David Solís, Brendan Foncueva. La capilla se encuentra en Güexes y es la iglesia donde dan misa los vecinos pertenecientes a la parroquia de Nevares.

Fue construida en el siglo XVI y modificada en el siglo XVIII, posee una cabecera cuadrada cubierta por una bóveda de arista. Su construcción fue financiada por los nobles del palacio de Nevares, de la casa Omaña, a la que perteneció hasta mediados del siglo XIX, cuando fue donada al pueblo. La capilla guarda a la izquierda del altar el escudo policromado de los antiguos dueños; el escudo dice:

“SE HIZO EL AÑO DE 1541 Y SE REDIFICÓ EL AÑO DE 1799 –A ESPENSAS DE DOÑA MARÍA TERESA/ DE OMAÑA”.

En el propio escudo aparece la leyenda que dice:

“AÑO DE 1682 MANDO HACER ESTE ESCUDO DON BERNARDO DE VELASCO I NEVARES”.

La iglesia tiene una bula papal del año 1770 otorgada por el Papa Clemente XIV a petición del marques de Nevares; la bula perdonaba todos los pecados cometidos el día 24 y 25 de julio (día y víspera de Santiago, fiesta del pueblo) a todas las personas que visitaran la capilla de San Antonio Abad de Nevares ese año.

La capilla cuenta con tres santos en su interior: Santiago apóstol, San Antonio Abad y San Martín de Porres. Esta última figura fue construida en madera por el cura de la parroquia, Don Miguel. El más famoso y festejado es Santiago, y desde el año 2020 se recuperó la fiesta de San Antonio.

Armando Hevia Vega, abuelo de Jesús nos cuenta:

“La capilla quemó durante la guerra, polo que la misa fue dada durante algunos años en la escuela. Cuando  se arregló la capilla, durante un tiemp no hubo figura del santu Santiago hasta que Manuel “el ciegu” que vivía en Samasilva compro y donó lo figura del santu. Pudo pagalu porque quedó ciegu en la explosión de la fábrica en la que trabayaba en Estados Unidos, y con la primer paga de la prejubilación pagolu. Llevámoslu en procesión de Samasilva a la capilla con 3 poses; en la segunda llevelu yo.”     

“Les campanes tamién se perdieron en el incendiu. Günes, un paisano que vivía en Morgueru, donó unes nueves; les campanes llevan sus iniciales grabaes. Antes de eso no había campanes y  tocábense dos trozos de railes de tren.”

Boda de Lola Graciandi con Eladio Hevia Vega a mediados de los años 60. Por nuestra derecha Angelinos Graciandi, María Jesús Gonzalez, Armando Hevia, Felicidad Hevia, Firá Hevia, Julio Acebal, Lola Graciandi, Eladio Hevia, Marisa Acebal, Julito Acebal, Raquel Graciandi, Eugenín, Pilarina Graciandi y Eugenio. Imagen del álbum de Armando Hevia Vega