Alfredo García y Mayra Fernández.

La gran compañía eléctrica del Sella

El 16 de octubre de 1899 nace en Cangas de Onís la Sociedad Anónima Electrocanguesa.

Entre los socios fundadores se encontraban los interesados en fundar la fábrica de hilados La Asturiana, Antonio Beceña y Antero Gónzalez, comprador de la Sociedad Cuesta y Sánchez.

El objetivo social de la sociedad era:

“Dedicarse a toda clase de negocios industriales y, en particular, a la producción y explotación de la fuerza o energía eléctrica en sus diferentes aplicaciones”.

Notario Francisco García Ceñal, Archivo notarial, Casa de Cultura de Cangas de Onís. 19 Octubre 1899.
El Sella a su paso por Avalle.

La Electrocanguesa se encargaba del tendido de redes que iba desde su central en Caño hasta las localidades de los
concejos de Cangas de Onís, Parres, Caravia, Colunga y Villaviciosa.

A finales de 1920, la Electrocanguesa comienza a suministrar el fluido eléctrico a todos los pueblos comprendidos entre Aramil (Siero) y Villaviciosa. Esta interconexión asienta las bases de la futura fusión de la empresa con otra importante
sociedad de la zona central, la Electricista de Langreo, dando nacimiento a la destacada
compañía Electras Reunidas del Centro y Oriente de Asturias (ERCOA S.A).

_____________

González Palomares, David (2020): La luz del Sella, en Arte y Humanidades, nº 76, pág. 65 a 93.

Pérez Zapico, Daniel (2017): La industria y la minería como estímulos a la creación de los primeros sistemas eléctricos integrados. Asturias (1880-1917Universidad de Barcelona (Mayo 2017): IV Simposio Internacional Historia de la Electrificación. Estrategias y cambios en el territorio y en la sociedad.