Lucía F. y Alejandra R. Después de toda nevada llegan los problemas a la carretera. Estas navidades un manto blanco cubrió el pueblo de Sotres, situado en el concejo de Cabrales, con más de metro y medio de nieve. La situación generó que sus vecinos se quedaran sin posibilidad de desplazamiento durante unos días. Posteriormente volvió a tener lugar la misma situación, aunque esta vez no fue porque siguiera nevando. Sino porque la nieve acumulada en las cumbres, con el sol y la lluvia, rompe de ellas y baja con gran fuerza.

La carretera que une los pueblos de Tielve, Sotres y Tresviso, cada invierno, es invadida por varios aludes que bajan de las cumbres. Ello genera un corte total de la carretera y la imposibilidad de que los vecinos puedan acudir a por los víveres necesarios para subsistir, tales como el pan o las medicinas de la gente mayor que vive en estos pueblos.

Con el aislamiento, recae sobre algunos vecinos la “responsabilidad” de hacer llegar los bienes de primera necesidad. Y se ven obligados a arriesgar sus vidas en las carreteras, que en la actualidad y en esta época del año no son nada seguras.

Como ejemplo no muy lejano, el pasado viernes un vecino de Tresviso tuvo que coger su coche para obtener esas medicinas así como los alimentos necesarios. A la bajada, entre Sotres y Tielve quedó atrapado entre dos aludes sin posibilidad de bajar hacia Arenas ni de volver a casa. El coche permaneció inmovilizado en el lugar durante más de un día, hasta que llegaron los encargados de limpieza de carreteras.

Nevero de la Correntia. Foto de Quesería Maín

Como dice el vecino Víctor Pellico;

Esto es una vergüenza, año tras año la misma situación.
¿Cuándo piensan poner alguna solución?
Lleva todo el día la carretera cortada por los “neveros”
Maquinas viejas y estropeadas es lo que tienen.
Las viseras a medio construir desde hace ya mucho tiempo, que corre peligro que las avalanchas las lleven al río.

Video del neveru, invadiendo la carretera