Cruz y media luna de la capilla Santa Cruz de Cangas de Onís. Imagen: Claudia Otero.

Claudia Otero, Luana Crespo y Estefanía Diez.

Es una capilla de estilo rural asturiano, y su arquitectura se basa en la capilla de la Encarnación, desaparecida, y que pertenecía al palacio de Cambre, en Soto de Cangas.

Es acabada la Guerra Civil cuando se construye la capilla actual, puesto que la anterior fue destruida por una bomba y se incendió durante la guerra. Consta de una gran escalinata bajo un pórtico sostenido por una columna toscana que se sienta sobre un pedestal rectangular, en el que está esculpida una cruz de roble sobre una media luna que recuerda el escudo de Cangas de Onís. Por su parte norte descansa el pórtico sobre una pared rematada por una pequeña espadaña (campanario). La capilla es de forma cuadrangular sostenida por robustos contrafuertes.

En su interior se halla un dolmen que tiene más de 5000 años de antigüedad (es del Neolítico) en cuyas paredes se pueden admirar hermosas pinturas; en la del fondo hay una reproducción de la Cruz de la Victoria. En el muro sur se reproduce la lápida destruida en 1936, y también cuenta con una pequeña ventana en forma de arco que ilumina el interior.

La capilla de Santa Cruz fue construida por Favila para honrar la memoria de su padre Pelayo, y en ella se conservaba la cruz de roble que llevaba el rey en la lucha contra los moros, hasta que fue trasladada al castillo de Gauzón, donde fue recubierta de oro y pedrerías, para ser finalmente depositada en la Catedral de San Salvador (Oviedo) donde se encuentra actualmente.

La capilla primitiva fue construida en el año 737 e inaugurada el 27 de octubre del mismo año. Alfonso de Carvallo, historiador, dice en 1695 que es un simple humilladero al que más tarde se le añade el cuerpo de la iglesia.

Al terminar la guerra civil, Luis Menéndez Pidal, comisario del servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional, en colaboración con Capitel (alcalde de Cangas de Onís en el momento) y el escultor Gerardo Zaragoza, bajo el patrocinio de Regiones Devastadas (que dependía del Ministerio de Gobernación), es quien reconstruye la capilla. Desde entonces, en 1950, aparece como la vemos ahora y más arriba hemos descrito.


Fuentes:

  • DIEGO SOMOANO, Celso: Cangas de Onís. Señas de identidad.
  • Libro: Cangas de Onís. Historia de una parroquia.